Diatermia y Electroterapia

¿Cómo se aplica la diatermia en fisioterapia?
La diatermia se emplea en fisioterapia para abordar una amplia gama de afecciones que abarcan el dolor, la inflamación, enfermedades de la piel y trastornos circulatorios.

Para nuestros fisioterapeutas, la inclusión de la diatermia como parte de sus tratamientos les permite reducir de manera sustancial los periodos de recuperación de los pacientes.

Cuando se combina con la terapia manual u otras terapias, la diatermia se utiliza siempre que sea necesario un tratamiento térmico tanto en las capas superficiales como en las profundas del organismo, aprovechando los efectos terapéuticos derivados del aumento de la temperatura en la zona específica del cuerpo.

Todo esto se hace con el objetivo innegable de reducir de manera significativa el tiempo necesario para la recuperación.

La aplicación de diatermia puede llevarse a cabo de diversas maneras, si bien la modalidad más común consiste en la administración de calor a la zona afectada mediante un instrumento denominado electrodo. Este electrodo se ubica en el área que requiere tratamiento o en su proximidad, y posteriormente se emplea una corriente eléctrica para elevar la temperatura del tejido a niveles terapéuticos.

La diatermia se refiere al efecto capacitivo generado por un sistema electromagnético de Transferencia Eléctrica Capacitativa y Resistiva (T.E.C.A.R.), y conlleva la estimulación fisiológica del tejido desde su interior, gracias a dos acciones esenciales: el restablecimiento y la regeneración. Lo que determina si el tratamiento actúa en una profundidad superficial o en una más profunda es la frecuencia utilizada. Esta característica brinda una mayor eficacia y selectividad, permitiendo dirigir el tratamiento a distintos niveles de profundidad según la ubicación de las estructuras que se desean tratar.

El procedimiento se lleva a cabo mediante un dispositivo generador de ondas que se transmiten al paciente mediante electrodos especiales.

 

Diatermia Capacitativa
En este caso, el electrodo activo, cubierto por un material dieléctrico, induce un flujo de corriente con una densidad mayor debajo de él. Esto provoca un aumento en el flujo sanguíneo, lo que facilita la constante renovación de fluidos en la zona que se está tratando.

Diatermia Resistiva
El electrodo aplica el flujo de corriente directamente sobre el tejido y lo dirige hacia la placa neutra o de retorno.

En un Centro Avanzado de Columna, la diatermia se convierte en una herramienta valiosa para la rehabilitación con numerosos beneficios, que incluyen:

Reducción del dolor: La diatermia ayuda a aliviar el dolor, ya que aumenta el flujo sanguíneo en la zona tratada y promueve la relajación muscular. Esto puede ser particularmente beneficioso para las personas que padecen dolor crónico o agudo en la columna vertebral.

Mejora de la movilidad: Al aliviar la tensión muscular y reducir la inflamación, la diatermia contribuye a mejorar la movilidad de las articulaciones, lo que es esencial en la rehabilitación de afecciones de la columna.

Aceleración de la recuperación: La diatermia puede acelerar el proceso de recuperación al estimular la regeneración de tejidos y la reparación celular. Esto es importante después de cirugías de columna o lesiones.

Reducción de la inflamación: Al aumentar el flujo sanguíneo y ayudar a drenar los productos de desecho, la diatermia puede reducir la inflamación en la columna vertebral y las estructuras circundantes.

Estimulación de la circulación: La diatermia mejora el flujo sanguíneo, lo que favorece la entrega de nutrientes esenciales y el oxígeno a los tejidos, lo que es fundamental para la recuperación y la curación.

Sin efectos secundarios graves: En general, la diatermia es un enfoque seguro y no invasivo, lo que significa que ofrece beneficios terapéuticos sin efectos secundarios graves.

Tratamiento personalizado: La diatermia se puede ajustar en función de las necesidades específicas de cada paciente, lo que permite una atención personalizada en un Centro Avanzado de Columna.

Es fundamental que la diatermia se aplique bajo la supervisión y orientación de profesionales de la salud cualificados, como fisioterapeutas especializados en el tratamiento de afecciones de la columna vertebral. La combinación de la diatermia con un enfoque integral de rehabilitación puede maximizar los beneficios y contribuir a una recuperación efectiva.

    ELECTROTERAPIA

    La utilización de electroterapia en fisioterapia posibilita una mejora más eficaz en la condición de nuestros pacientes, gracias a la eficacia inherente de este enfoque. Sin embargo, a menudo no se comprenden completamente los aspectos de su aplicación y los beneficios que conlleva. A continuación, proporcionaremos una explicación de estos aspectos, junto con otras consideraciones importantes.

    ¿Qué implica la electroterapia?

    La electroterapia ha sido una parte integral de la fisioterapia durante muchos años, y su importancia se ha vuelto crucial con el desarrollo de los microprocesadores. Actualmente, contamos con la capacidad de regular con gran precisión la intensidad de la corriente eléctrica, lo que permite acelerar significativamente el proceso de recuperación del paciente. La electrofisiología combina el conocimiento del fisioterapeuta con los principios de la física y la química para lograr respuestas terapéuticas que, de manera natural, relajan la musculatura y mitigan las consecuencias de las lesiones.

    BENEFICIOS

    La electroterapia TENS (Estimulación Nerviosa Eléctrica Transcutánea) en fisioterapia ofrece una serie de beneficios que pueden contribuir a mejorar la condición de los pacientes. Algunos de estos beneficios incluyen:

    Alivio del dolor: La TENS es ampliamente utilizada para reducir el dolor, ya que estimula los nervios y puede bloquear las señales de dolor que se transmiten al cerebro. Esto puede ser útil en el manejo del dolor crónico, agudo o postoperatorio.

    No invasiva y sin efectos secundarios graves: La TENS es un enfoque no invasivo que generalmente carece de efectos secundarios significativos, lo que la convierte en una opción segura para el alivio del dolor en comparación con otros tratamientos más invasivos o medicamentos que pueden tener efectos secundarios adversos.

    Mejora la circulación sanguínea: La estimulación eléctrica de la TENS puede aumentar el flujo sanguíneo en la zona tratada, lo que puede acelerar la recuperación y promover la curación de tejidos.

    Control personalizado: La intensidad y la frecuencia de la corriente eléctrica en la TENS son ajustables, lo que permite una adaptación personalizada a las necesidades y tolerancia del paciente.

    Facilita la relajación muscular: La TENS puede ayudar a relajar los músculos tensos y reducir espasmos musculares, lo que puede ser beneficioso en afecciones musculoesqueléticas.

    Reducción de la dependencia de medicamentos: La TENS ofrece una alternativa no farmacológica para el alivio del dolor, lo que puede ser especialmente valioso para las personas que desean evitar el uso excesivo de medicamentos.

    Mejora la calidad de vida: Al reducir el dolor y mejorar la función física, la TENS puede contribuir a una mejor calidad de vida para las personas que viven con dolor crónico o agudo.

    Es importante destacar que la TENS no es adecuada para todas las afecciones o para todos los pacientes, y su eficacia puede variar. Siempre se debe buscar la orientación y el tratamiento de un profesional de la salud, como nuestros fisioterapeutas, para determinar si la TENS es apropiada y cómo se debe aplicar en cada caso específico.

    ¿Necesita una valoración de su columna?
    Consulta online gratuita

      Contacto

      Llámenos

      606 825 908
      868 021 580

      Email

      info@cacmediterraneo.com

      Donde estamos

      Avenida de la libertad, 7, entresuelo 2
      30009
      Murcia

      Envíenos un mensaje

      Abrir chat
      Gracias por visitar CACM, ¿Cómo podemos ayudarte?